Higiene intima

Ropa interior: Los errores que perjudican tu salud íntima

Ropa interior sintética

¿Qué ropa interior usar para evitar infecciones?

Consejos de salud íntima

¿Te preguntas qué ropa interior usar para evitar infecciones?. Aquí te contamos las prendas íntimas que debes usar para proteger tu zona íntima.

¿No te ha pasado, que terminas comprando ropa interior sintética solo porque te pareció linda o sexy? Pues casi a todas nos pasa y es que nos dejamos llevar por lo visual y no tomamos en cuenta algunos criterios importantes que van más allá de la comodidad y hablamos de la salud íntima.

Ropa interior para evitar infecciones
Salud íntima

Podríamos estar comprando trusas sintéticas que a la larga terminarán generándonos infecciones o irritar nuestra piel. Y es que  usar la ropa interior sintética en materiales como poliamida y lycra puede ser más dañina de lo que nos podemos imaginar.

Así que sigue esta nota, donde te compartiremos 5 errores comunes que pueden estar atentando contra tu salud íntima.

 5 errores que puedes estar cometiendo al usar ropa interior:

Error 1: Ropa interior muy ajustada 

Si usas calzones ajustados, fácilmente abrirás paso a las infecciones; y es que hay bacterias que proliferan en condiciones de retención de humedad y calor. Si la ropa interior se adhiere demasiado a tu cuerpo, esta no podrá transpirar de manera saludable.

Lo que muchas mujeres no sabemos es que evitar estos molestos síntomas como ardor, enrojecimiento, calor en tu zona íntima así como el desarrollo de hongos y bacterias es muy fácil, evitando usar pantalones muy ajustados, así como ropa interior femenina pegada.

Error 2: Usar ropa interior  de material sintético 

Higiene intima
Ropa interior sintética

Lo más recomendado es no usar ropa interior sintética para evitar infecciones e irritaciones en tu zona íntima.       

Si ya tienes una trusa ajustada, imagínate sumar a ello un tejido sintético. Te recomendamos no optar por este tipo de materiales como la seda, la lycra o el nylon, ya que también dificultarán la respiración de tu zona íntima, aumentando el riesgo de humedad y también contribuyendo a un escenario de infecciones bacterianas.

En contraste,  la ropa interior de algodón es una alternativa saludable.

El algodón es el mejor material para cualquier tipo de ropa interior.

Con la ropa interior de  algodón  podrás evitar tener infecciones, además de que este material, permite a tu piel respirar como ningún otro, así como recoger el sudor sobrante de nuestra zona íntima, convirtiéndose en la mejor alternativa para cuidar esta delicada zona.

Error 3: Tangas e hilos 

Puede que sean sexys y prácticas, pero si eres propensa a las infecciones vaginales, este tipo de prendas no te serán favorables, pues pueden generarte complicaciones, además de irritar tu piel. Con esto, no decimos que no puedas usarlos, solo que tienes que encontrar el tipo adecuado y la clave está en la comodidad y el material.

Error 4: No usar una trusa durante el día 

Seguramente has leído muchas notas en las que recomiendan no dormir con trusa y hasta incluso sentirse libre sin ella, durante el día, lo cierto es que sí debe usarse y es que no hacerlo implica que tu zona íntima esté en permanente roce con tu ropa que puede no ser de una tela adecuada; además el tener contacto con las costuras, causarán irritación a tu piel.

Error 5: Permanecer con la ropa interior sudorosa 

Si tiendes a sudar mucho, te sugerimos cambiar tu ropa interior al menos dos veces al día, recuerda que un ambiente cálido y húmedo es el lugar ideal para los microbios. Una alternativa práctica también es usar protectores diarios que podrás cambiar de manera regular.

No olvides al comprar tu próxima prenda íntima 

Comprar de manera adecuada una ropa interior y tener hábitos saludables en su uso, nos dará, sin duda, una sensación de bienestar.

Es por eso que Cocotfyma  pensando en tu salud y bienestar trae para ti ropa interior diseñada en algodón, en infinidad de modelos, colores  y diseños.                     

¡Considéralo!. Y si te gustó esta nota, compártela para que tus amigas también puedan tenerlo en cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *